19 de octubre de 2020

Álvaro Uribe Vélez renunció a su curul en el Senado

Álvaro Uribe Vélez renuncia

El senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez presentó su renuncia al Senado de la República, luego de que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia le emitió medida de aseguramiento en domicilio.

En la carta, el ahora retirado senador Uribe reiteró las irregularidades que sostiene ha tenido su proceso frente a la Corte Suprema de Justicia.

“El magistrado José Luiz Barceló me llamó a indagatoria hace más de dos años, en un proceso que desconocía, cuya existencia el mismo magistrado había negado. En un proceso anterior y conectado con este, ante el mismo magistrado, se me anunció versión libre que nunca me permitieron”, escribió Uribe.

“La medida de aseguramiento con detención domiciliaria, con la violación de ocho garantías procesales, con interceptaciones ilegales y dolosas, también a uno de los abogados, filtraciones selectivas a adversarios políticos y periodísticos en lugar de publicar todo el expediente, detenido por inferencias, sin pruebas directas, sin recibir varias declaraciones, con compulsa a testigos a favor, sin que mis abogados hubieran podido contra interrogar, con el magistrado que advertía de posible auto incriminación para ayudar a la contraparte a esconder mensajes, anulan cualquier expectativa de poder regresar al Senado, institución en la cual procuré ser cumplido y aportar con estudio a los diferentes temas”, agregó en la carta.

Finalmente, Uribe insistió en una reforma a la justicia, la cual buscará el Centro Democrático a través de un referendo, como propuso el exmandatario el pasado fin de semana.

“Hago votos por una reforma a la justicia que la despolitice al cambiar el sistema de elección de magistrados. Estos deberían llegar a la alta corte en edad madura que haya disuelto las vanidades y afianzado el apego a la rectitud, estar allí por largo tiempo en lugar de utilizar la silla giratoria hacia los negocios o la política”, puntualizó Uribe Vélez en su petición.

El pasado 4 de agosto, la Corte Suprema de Justicia emitió una providencia histórica para el país. En un documento de 1.500 páginas, tras el estudio del material probatorio, la corte decidió ordenar medida de aseguramiento en contra de Álvaro Uribe, mientras el alto tribunal continúa el proceso en su contra por fraude procesal y soborno en actuación penal. Esa decisión convirtió al líder político en el primer expresidente preso en la historia colombiana.

Hasta el pasado 12 de agosto, la Corte Suprema notificó al Senado de manera formal la decisión. Esta corporación inició el estudio de la decisión para determinar si suspende a Uribe de su curul en el Congreso, de acuerdo al artículo 277 de la Ley 5 de 1992.

Esa norma, que fue citada por la Corte en su notificación al Senado, establece que la Comisión de Ética y Estatuto del Congresista debe conocer la notificación y puede suspender de la función de Congresista al funcionario que tenga una decisión judicial en firme.

Esa Comisión solicitó más tiempo para poder estudiar la providencia de 1.5000 y referirse al caso, debido a que contaba con apenas cinco días para tomar una decisión. Antes eso se adelantó el senador Uribe al presentar su renuncia a la corporación.

La renuncia abre la posibilidad de que el partido Centro Democrático, al que pertenece la curul de Álvaro Uribe, pueda ser reemplazada por el miembro de la colectividad no elegido en las elecciones legislativas de 2018. Se cree que su reemplazo será Yenny Rozo, la candidata de Cundinamarca de ese partido.

Ahora queda una duda en el proceso y es si la investigación debe pasar a la Fiscalía General de la Nación, porque el implicado ya no ostenta la dignidad de senador, por lo que la Corte Suprema perdería la competencia para investigarlo. En ese caso, sería una respuesta a las irregularidades que el senador ha denunciado de su investigación en ese tribunal.

El expresidente ya había anunciado su intención de renunciar al Senado de la República, en el año 2018, luego de que la Corte Suprema iniciara la investigación en su contra por presunta manipulación de testigos, el senador anunció su renuncia, pero por petición de sus compañeros permaneció en la corporación. El mismo proceso que ahora tiene en detención al exmandatario y por la cual ahora presenta formalmente su renuncia a la curul.

El mismo senador Álvaro Uribe, miembros del Centro Democrático y el propio presidente Iván Duque han insistido, desde la notificación de la medida de aseguramiento, en que la Corte Suprema de Justicia le permita al expresidente defenderse en libertad.

Hasta el pasado 12 de agosto, como informó el mismo exmandatario, fue reseñado en su finca El Ubérrimo, en Córdoba, como el preso #1087985. Uribe ha señalado inconsistencias en su proceso, según él porque los testimonios han sido comprados, se hicieron interceptaciones ilegales y no hay pruebas en su contra, sino inferencias por parte de los magistrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.